Abdominoplastia

Esta intervención quirúrgica consiste en la extirpación del exceso de piel y grasa del abdomen y en la corrección de la flacidez muscular. Suele presentarse en pacientes que han tenido grandes pérdidas de peso y/o embarazos múltiples en donde la piel y los abdominales se han relajado y no pueden recuperar su tonicidad original a pesar de las dietas y el ejercicio físico. Los resultados a pesar de ser permanentes podrían producir modificaciones en casos de grandes aumentos o pérdidas de peso posteriores a la cirugía o por un nuevo embarazo.

Esta técnica está recomendada para hombres que a pesar de las dietas y el ejercicio no consiguen mejorar la piel del abdomen, como también aquellos con grandes disminuciones de peso donde se produce una pérdida importante de la elasticidad de la piel, En la primera consulta se evaluará el estado de salud del paciente, la elasticidad de la piel, presencia de acúmulos grasos, estrías, cicatrices anteriores, herniación umbilical y grado de relajación de los músculos de la pared abdominal. Es importante conocer si la paciente es fumadora, si sufre de alguna patología del tracto respiratorio y/o gastrointestinal.
Muchas veces puede asociarse esta operación con liposucción de cintura y espalda, obteniéndose así mayor armonía en el contorno corporal; en otras ocasiones solo presenta flacidez de piel en abdomen inferior y músculos adecuadamente ajustados, así solo requerirá un procedimiento menos complejo.
Se indicará estudios de laboratorio, valoración cardiovascular preoperatoria, incluyendo la supresión de ciertos medicamentos ,tales como, la aspirina 15 días antes, algunas vitaminas, tabaco y alcohol.
La cirugía se realiza bajo anestesia regional asistida con sedación.
Se realiza una segunda incisión alrededor del ombligo para separarlo de los tejidos circundantes; se separa la piel y grasa de la pared abdominal hasta llegar al borde inferior de la parrilla costal exponiendo los músculos abdominales los cuales serán ajustados y unidos en la línea media; si es necesario se refuerzan los músculos oblicuos obteniéndose una pared abdominal firme y una cintura estilizada, armónica y femenina. La piel es estirada en dirección al pubis y extirpados los excesos que regularmente son desde el borde superior de ombligo hasta el pubis. Se afianza el monte de venus obteniéndose un aspecto mejorado de los labios mayores en su zona íntima; el ombligo es colocado en su nueva posición y concluimos con el cierre de las heridas, la colocación de un drenaje a succión negativa (aspiradora) para eliminar el exceso de fluidos, un acolchado para proteger la piel y una faja de compresión moderada.
La paciente es dada de alta al siguiente día con sus recomendaciones postoperatorias y la medicación respectiva. El drenaje es retirado en un periodo aproximado de 5-7 días. El uso de faja es por 1-2 meses dependiendo si se combina con liposucción.
La paciente regularmente puede iniciar su actividad laboral a partir de la tercera semana de operada.
El proceso de adaptación y desinflamación de la piel requiere un promedio de 6 meses a 1 año.

ANTES Y DESPUES

OTROS PROCEDIMIENTOS