Mamoplastía de Aumento

La Mamoplastía de Aumento es un procedimiento quirúrgico realizado para incrementar y mejorar el tamaño y forma de las mamas en la mujer. Está indicada en los casos de mamas pequeñas, escaso crecimiento de las mamas (hipoplasia), diferencia en el tamaño de las mamas (asimetría), luego de embarazos por reabsorción del tejido mamario y en procesos reconstructivos posterior a cirugía mamaria por cáncer. Los implantes mas utilizados son los rellenos de gel o elastómero de silicona, que pueden ser lisos o texturizados rugosos con amplios poros que disminuye el riesgo de contractura capsular y finalmente los de poliuretano que disminuyen aun mas el riesgo de contractura capsular.

Las formas de implantes mas solicitadas son las redondas  con perfiles extra alto  y extra – extra alto y menos frecuentes los de forma anatómica.
En la consulta evaluamos el estado general de salud, la forma y tamaño de las mamas, calidad de la piel , consistencia y volumen del tejido mamario, exploración mamaria y si es necesario indicamos estudios por imágenes. El volumen y tamaño de los implantes es consensuado junto con la paciente y dependerá de las mediciones de su tórax, del diámetro transversal de la mama y de la estatura de la paciente, tratando de lograr que se mantenga la armonía de su cuerpo. Se le explicará al paciente las diferentes técnicas de abordaje quirúrgico y cual sería la mas conveniente para ella; estas pueden ser vía periareolar, a través del surco submamario o por vía axilar, por una incisión de 3 cm de longitud,  también se hablará del proceso operatorio y las posibles complicaciones.

Se le indicará estudios de laboratorio, valoración cardiovascular preoperatoria, incluyendo la supresión de algunos medicamentos como la aspirina 15 días antes y otros como tabaco, alcohol y ciertas vitaminas.

La cirugía se realiza bajo anestesia regional asistida por sedación, y debe utilizarse prótesis de alta certificación de calidad, la cual puede ser colocada en la región, submuscular o subfascial, posteriormente se realizan suturas intradérmicas para que la cicatriz sea lo más imperceptible posible. El paciente puede ser dado de alta el mismo día o al día siguiente de la operación con las recomendaciones postoperatorias de lugar y un seguimiento médico por 10 a 15 días.