Rejuvenecimiento Vaginal

Es el procedimiento que se encarga de mejorar el aspecto estético y funcional de los órganos genitales en la mujer. Puede ser rejuvenecimiento externo, interno o ambos.
Usualmente estos cambios antiestéticos y disfuncionales se producen a consecuencia de los partos, envejecimiento, genética o sexualidad activa.
Es un procedimiento muy popular entre las mujeres por sus magníficos resultados en el mejoramiento del placer sexual externo e interno y a la vez el aspecto visual de los mismos.

Las candidatas a estas operaciones son: pacientes con hipertrofia de labios menores (exceso de labios), pacientes que refieren dolor o molestias para la penetración, dificultad para el uso de vestimentas o ropas ajustadas y para realizar ciertos tipos de ejercicios, tales como, el ciclismo.

Puede producir cierto grado de depresión y complejo, evitando el desnudarse delante de su pareja delante de su pareja con la luz encendida.

En la primera consulta evaluamos el estado general de salud del paciente, el aspecto externo de los genitales: exceso de labios menores, exposición o no del clítoris que puede ocultarse total o parcialmente por los labios menores, labios mayores agrandados o con poco tejido graso. Evaluamos el canal vaginal reconociendo su hay debilidad de la pared anterior que produce micción (salida de orina) involuntaria principalmente al realizar esfuerzos físicos, o debilidad de la pared posterior que esta en contacto con la porción terminal del colon producto de desgarros musculares y de los ligamentos de los tejidos del suelo pelviano.

Se indica exámenes de laboratorio, valoración cardiovascular preoperatoria, la supresión e ciertos medicamentos, tales como, la aspirina 15 días antes, otros como vitamina E y omega las cuales favorecen el aumento de hemorragias. Se le indica no tener relaciones sexuales la noche antes de la cirugía y de 4-6 semanas después de la misma. Si es labioplastia, vulboplastia o vaginoplastia externa como también se le llaman podría realizarse bajo anestesia local, local con sedación o regional con sedación según el caso. Si es vaginoplastia interna o colpoperinorrafia como también se le llama debe ser con anestesia regional asistida por sedación o por anestesia general.

En la vulboplastia (rejuvenecimiento vaginal externo) se realiza la reducción de los labios menores por extirpación del exceso de estos incluyendo el capuchón que cubre el clítoris exponiendo el mismo parcial o totalmente según el deseo de cada paciente en particular. En el caso de déficit de labios mayores, se procede en el mismo tiempo operatorio al aumento de estos mediante lipoinyección, esto es, transferencia de grasa autóloga en el área.

En la vaginoplastia interna se realiza la repotenciación del canal vaginal haciéndose un reforzamiento de los músculos internos, y ajustes de las paredes internas de la vagina. Se utilizan suturas absorbibles (no requiere retirarlas) quedando las mismas en la unión con la mucosa húmeda donde la cicatriz se hace imperceptible en pocas semanas.

 En caso de la vulboplastia (externa) puede retornar a su vida cotidiana en 7-10 días aproximadamente. El inicio de las relaciones sexuales es a partir de las 4-6 semanas postoperatorias de manera suave y progresiva.

OTROS PROCEDIMIENTOS